martes, 24 de enero de 2017

- Capitulo 14 - 2º Parte

- No la mires más -

"No la mires más" llevo diciéndome desde hace media hora.
Su piel no esconde cicatrices, si no un mapa dibujado que nadie entendió...
...Y que yo me he decidido a descifrar.
Treinta y cinco veces me he contestado que es la ultima vez que la miro.
... Perdón treinta y seis.


            ***


Estaba decidido.
Saldríamos de ahí esta misma mañana para que ellos pudiesen pasar la noche en sitio seguro.

- Todo tiene que ser rápido y sobre seguro,- comencé - sin hacer ruido, solo en caso de que sea de extrema necesidad. Si hay que disparar que sólo sea de urgencia, no sabemos con total certeza lo infestado que está el edificio, a si que hay que andarse con cuidado. Las divisiones serán las sig...


- ¡¿Porque tenemos que hacer caso a un mocoso?! Yo no me he sacado la carrera para tener como jefe a un mocoso como tu. Estoy hasta los huevos de hacerle caso a él. - Salto frustrado el quejica de turno interrumpiéndome...


 - Ahora mismo tu carrera aquí no vale una mierda y digamos que si eres uno de los que esta aquí encerrado desde antes de que nosotros llegásemos y no has sabido salir de otra manera, muy listo tampoco eres, pero oye si no quieres estar aquí y hacer caso a la persona que te ha salvado el culo... Aquí tienes la puerta. - Soltó Sara levantándose de golpe y abriendo la puerta. 

De golpe entró uno de esos seres en los despachos.


La cara del compañero de mi padre cambió por completo, pareció dejarse de tonterías. El monstruo se le lanzó encima. Tras un rápido forcejeo, Sara no le dejo al monstruo llegar a nada, simplemente solo le asustó un poco... Quizá de una manera un poco radical, pero oye, funcionó.


Sara apunto y disparó - ¡Diana! -gritó - ¡En centro de la cabeza! ¿Mas calmado? - Rió ella.


El asintió y calló.


Yo perplejo asentí y continué.


- Si alguien tiene algún otro inconveniente el buzón de reclamaciones está tras la puerta.- Contemplé el panorama y seguí- Todo el mundo de acuerdo... Sara irás en la parte de atrás en la fila, guardarás la espalda al grupo. El gruñoncito y mi padre irán controlando que el grupo no se disgregue, tenéis que estar atentos vosotros controláis el grupo y lo defendéis. Yo abriré camino hasta la parte baja. Una vez allí, todos a la camioneta, sin parar. Una vez arriba yo abriré paso con mi coche, y vosotros iréis detrás con el camión. 


- Yo iré contigo en el coche, no voy a dejar que vayas tu solo. - Dijo Sara.


- De acuerdo. - contesté. - Una vez estemos en carretera nos dirigiremos a una pequeña "zona segura" que tendremos que construir nosotros, en una finca a unos kilometros de la capital. Ahí hay espacio para lo que se necesite. Es buena manera de comenzar y ponernos de acuerdo para salir de aquí.

Me dirigí a la ventana y contemplé el exterior. - "Todo despejado, ni un muerto, extraño, pero nos arriesgaremos. "-



No hay comentarios:

Publicar un comentario