martes, 9 de agosto de 2016

- Capítulo 10 - 2° Parte

"Mi niña..." - pensé.


"Fue conocerte y darme cuenta de tantas cosas que me había perdido y cuánto tiempo malgastado. Vida desperdiciada en tonterías, en cosas sin valor y que no sabía hacer, en personas que se me daban mal...
Pero fue verte y también caer en la cuenta de algo, de que te me ibas a dar de maravilla. Supe que serías de las pocas cosas en esta vida que yo haría mejor que nadie..."  - Tenía que luchar por ti, por volver a tenerte. Lo deseaba tanto...


"Era algo tan sencillo como descansar tu cuerpo en el fresco suelo, dentro del calor que irradia su ser.
Arrimarse para que su aroma penetre por tus poros, para oler a ella y ella oler a ti, respirar...
Cerrar los ojos...dibujar con un dedo el contorno de su rostro con la banda sonora de su respiración de fondo, memorizar...
Separar sus pestañas, recoger una entre los dedos, pedir un deseo, soplar...
Sentir delicadas cosquillas al acariciar su melena mi piel, sonreír...
Contar los lunares de su pecho, equivocarte, perder la cuenta, repasar...
Refrescar su cuello con mis labios, caminos de saliva de su hombro a su lóbulo, perderte...
Detener los relojes, no tener prisa, relajarse, silencios, detalles, sensibilidades...
Eso que para algunos es perder el tiempo, para mi es robarlo, ganar vida...
Medio desnudos, a medio vestir, tumbarme a su lado. "



- Mierda, mierda, ¡MIERDA! - Mi cabeza era un absoluto caos. - "¿Que hacer?"


-Hijo tranquilizate.


- Si, pensaremos algo, estará bien, es una chica fuerte, sabrá apañárselas en un principio, pero aún así no debemos relajarnos habrá que darse prisa. - Dijo Sara intentando animarme.


- Si, buscaremos un plan, alguna forma. - continuó mi padre.


Asentí.


De repente comenzaron a escucharse un montón de disparos en el exterior.



No hay comentarios:

Publicar un comentario