domingo, 1 de noviembre de 2015

- Capítulo 8 - Parte 2

- Sólo consiste en asestar un buen golpe -


Mi cuerpo poco a poco se va convirtiendo en un monstruo, no un monstruo infectado, no, un monstruo como persona. Me voy pudriendo, no siento nada por esas cosas, solo pienso en sobrevivir como sea y en mantener seguros a los mios... No quiero perder mi humanidad, por lo tanto tengo esperanzas y lucho por los que aún vivimos de ella.

Antes de entrar en las oficinas rompimos una de las máquinas de comida que había justo al lado y guardamos todo lo que pudimos. Lo que no entraba en la mochila, nos lo comimos allí mismo. Nos sentamos en el suelo, apoyados en las sucias paredes, pensando, "¿Que coño podemos hacer? ¿Como coño acabaríamos con ellos? ¿Cuantos eran? ¿Habría alguien vivo?" todo eso rondaba nuestras cabezas en un silencio inquieto.

Ella segura me decía que entrasemos y a cabasemos con los infectados pero había q planear algo, su carabina si, viene muy bien, pero dentro de un edificio lleno de zombie no.


- ¿Te sabes manejar con un arma de mano y un
cuchillo? Lo demás lo tengo en el coche... - Dije entre risas- Tu, que me conoces desde pequeña y me enseñas siempre lo que aprendes tu, me estas diciendo, ¿que si se manejar un arma de mano? ¿estas de coña no?Sonriendo y revolviéndole el pelo agarre el cuchillo en su funda y una espada de mano bien afilada y se las di.
-¿Que haces? con mi carabina voy que chuto.- No. Buscamos sobrevivir no que nos maten. Tardarías mucho en recargarlo además de el estruendo que hará en todo el edificio si disparas, llamarás hasta a los zombie de Gran Vía...-Si por los cojones, antes la he usado y no ha pasado nada.-Suerte que has tenido idiota.- Idiota tu.-Haz caso, nos meteremos en problemas si la usas.Agarro su carabina se la puso a la espalda y se armo con lo que le había dado, además de un valor impresionante.

- ¿Estas lista?- - Pues pequeña, a matar todo infectado que se mueva.- Eso está hecho.
- Ya sabes, solo consiste en saber asestar un buen golpe.

Mi cabeza da mil vueltas a todo lo que esta pasando a mi alrededor, ya no se ni que pensar. Todo se revuelve, unas cosas salen bien y muchas de las otras salen mal. Pero aun saco las fuerzas para empujar  y seguir adelante. No se como lo hago, pero en este mundo de injusticias y realidades la esperanza de que algo bueno llegue a mi vida, me hace tener más ganas de seguir.