domingo, 22 de marzo de 2015

- Capítulo 4 - 2 Parte

- Comienzo a perder la humanidad -

- "Da señal... Da señal... Coge el teléfono... ¡Cógelo!"
El teléfono se descolgó, se oía una respiración al otro lado... 


- ¿Papa? ¿Papa eres tu? ¿Papa?


La respiración se aceleraba.


- ¿hijo eres tú?


- ¿Papa?


- Hijo, ya vienen, sácame de aquí.


- No te muevas voy a por ti.


- Hacemos ruido ya vienen


- No te muevas de ahí


- ... - Pip pip pip


Ha colgado


- ¡JODER! - Un sudor frío recorrió mi espalda. Tenía que ir sacarlo de ahí como sea y traerlo. La cuestión era como...


En ese momento mi cabeza se iluminó. -"Para algo tienen que servir las katanas que mi padre tiene en su cuarto ¿no?"-


Un golpe al otro lado de la casa me sobresaltó.


-"Ella" - pensé.

Cogí un cuchillo de la cocina lo mas grande y resistente que encontré. Lo miré y no me lo pensé dos veces.


Emprendí el camino que llevaba desde el salón hasta la puerta de su cuarto, mire la puerta y ni siquiera me puse a pensarlo, si no, se que me arrepentiría. Aunque la odie. Lo se. Pero sigo siendo humano.


Agarré la manilla con fuerza, haciendo el intento de retorcer el palo con las manos y abrí la puerta de golpe.


Ahí estaba ella, completamente desmejorada, no me la esperaba así... Estaba al fondo del cuarto, junto a la ventana, en el rincon, sentada.  A la luz se le apreciaba mejor su desmejorado aspecto.


Su piel era amarillenta con tonos verdes. Sus brazos estaban llenos de arañazos cortes y mordiscos de los que la sangre brotaba. Sus ojos estaban completamente perdidos en una blanca niebla densa. Su cara estaba roída, como si todos los músculos  faciales hubiesen desaparecido.

De su boca salían pequeños hileros de un líquido oscuro y asqueroso, sangre supongo, aunque un poco mas oscura de lo normal... 

Un buen detalle del que percatarse, fue el olor. 

Vaya peste.

- "Que asco"


El monstruo me miró y ladeó la cabeza. De él salían unos jadeos que poco a poco se fueron convirtiendo en fuertes gruñidos. 

En un abrir y cerrar de ojos ella corrió hacia mi, tropezando con todo lo que encontraba a su paso y derramando toda la sangre que salia de sus brazos y de su boca como si fuese una cascada.


Levante mi mano con el cuchillo protegiendo mi cara y preparándome para asestar el golpe con todas mis fuerzas, como si de un verdugo se tratase.  Lo introduje en lo mas profundo de su cráneo con todas mis fuerzas perforando su cerebro y haciendo que brotará más sangre.

Esta se esparcía por toda la habitación.  Unas  gotas y chorretones demostraban la carnicería que acababa de preparar allí mismo.


- "¡ Joder ! " - pensé. .


El monstruo quedo tirado en el suelo, aún así, para asegurarme de que no se volvería a levantar, le asesté otro golpe, dejándome ver sus ideas.


- "Muerta... ¡Dios mio, iba a atacarme!..." - Me quedé quieto mirando lo que había hecho, sangre por todos lados y una cabeza en medio del cuarto. - "Genial" - Poco después, reaccioné y comencé a buscar las katanas. Tenia que buscar a mi padre y largarnos de aquí como sea.



******************************************************
*****************Canción zombie:************************

Al comer cerebros y entrañas

Perseguir a niños y ancianas

Antes eran torpes y bailaban el claque

Antes eran tontos y ahora tienen terminado el bachiller

A infectar algunos jubilados

Masticar axilas y antebrazos

Llegará algún día en el que los zombies triunfaran.

Dará igual porque seremos zombies.




miércoles, 18 de marzo de 2015

- Capítulo 3 - 2º Parte

- Virus -

-Eh tío ¿sabes que está pasando? Los servicios de emergencia están colapsados. He ido a visitar a Eva, se ha puesto muy agresiva, hemos llamado a la ambulancia y cuando la hemos querido mover nos ha mordido. Tío, la que tengo liada en el brazo. Estoy en el hospital. Me han dicho que estaré en cuarentena. Ya hablaremos. Ah, cierto, se me olvidaba, échale un ojo a Zeus, ya sabes donde están la llaves. - Pip pip pip pip...


Cogí mi paquete de tabaco que estaba encima de la mesa y abrí la puerta de la terraza. -"Necesito un cigarro" - Lo saqué, me lo coloqué en la boca y lo prendí. -"Puff" - exhalé.


Me apoyé en la barandilla a la vez que le daba unas cuantas caladas a mi cigarro. Comencé a ver coches de policía y ambulancias pasar... La gente corría de un lado a otro y el pánico se apoderaba de ellos.


En ese momento un coche paró frente al portal, de él se bajaron dos policías bastante protegidos y con un armamento bastante avanzado. Se acercaron a un grupo de personas y estas al verlos se abalanzaron sobre ellos sin tener en cuenta ni quien eran ni todo el armamento que llevaban encima.


Los policías comenzaron a disparar - "QUE COÑO ESTÁ PASANDO" - Pensé, pero seguía mirando. En el momento en el que acabaron con la vida de esas personas de un balazo en la cabeza, uno de los policías cayó al suelo. Miró a su compañero y se quitó el casco que le cubría la cabeza.


Una de esas personas le había mordido en el cuello...



Su compañero le devolvió la mirada, le abrazó y volvió a cargar su arma.
Apuntó
y disparó...


- "Ha disparado a su compañero ¡QUE ESTÁ PASANDO!" - Entré en casa corriendo y cerré la puerta a mi espalda. Me senté en la silla y me volví a encender un cigarro. Los nervios podían conmigo. - "QUE- ESTA-PASANDO-AQUÍ" -


Alargué la mano y encendí el pequeño televisor de la cocina, con la esperanza de que dijesen algo, y sí, sí decían sí.

- Comunicado de última hora. Se recomienda a los ciudadanos que no salgan de sus casas. Estamos en situación máxima de peligro biológico.


- ¿Peligro biológico...?


En ese momento un militar comenzó ha hablar por la televisión. Yo seguía perplejo y absorto, casi sin respirar, solo prestando atención.


- Ciudadanos, estamos en alerta máxima por peligro biológico. Consigan principalmente víveres y agua. Permanezcan en sus casas. Se establecerá un toque de queda.


- "..."


- Las películas que tanto nos han llegado a entretener, se han vuelto realidad. Este virus comenzó como una simple gripe y ha derivado en una mutación. Mata en aproximadamente algo más de una hora el cuerpo y se hace con el control motor y nervioso del cerebro. Reacciona a fuertes sonidos y olores. Apenas ven... Los síntomas de identificación son sencillos: ojos inundados en una nube blanca, agresividad, hambre caníbal continua, vómitos de sangre, incapacidad de comunicación, incapacidad de razonamiento...
Este virus se transmite directamente a la sangre. Es decir,  te contagias si uno de esos muertos te muerde, araña o tenga contacto directo con tu sgre.. Por el momento solo hemos encontrado una manera de erradicarlos,  en el momento en el que su cerebro es dañado, este virus muere al instante, pero el cuerpo muere también. No hay remedio al virus. Están en proceso de investigación de una cura.
En este comunicado también se autoriza el uso de armas de fuego y armas blancas contra el virus, solo contra el virus y en defensa propia. Medidas extremas. Hagan lo que les permita sobrevivir. Se establecerán campamentos en cada comunidad en caso extremo.


- "..."


- Les recomendamos que cuando el virus se calme busquen estos campamentos. En cada comisaría se colocará el mapa al campamento correspondiente. 


Mi cuerpo estaba completamente en tensión. Mi cabeza no respondía en conjunto con mi cuerpo. Se quedó en blanco durante varios minutos.


Al fin conseguí reaccionar, apagué la televisión.


Miles de preguntas, palabras, pensamientos llegaron de golpe a mi cabeza.


-"Este virus... Esta epidemia... está matando a todo lo que muerde. La mujer que tengo encerrada en el cuarto, está muerta... Es agresiva y ha intentado comerme. La odio, siempre la he odiado ¿y ahora estoy completamente autorizado para ponerle fin a su agonía? ... ¿Que trampa tiene? ... El sentido de humanidad lo llevo dentro de mi, es lo que no me permite hacerlo, pero, por otro lado es un peligro para mi supervivencia. Dios... Que difícil...

¿Y Sergy? Ya no puedo contar col él... Le mordió Eva, estará igual que la que tengo encerrada en el cuarto....

¿Y mi padre? ¿Que es de él?..."-


En el momento en el que esa pregunta resonó en mi cabeza cogí el móvil y llame.
No respondía, no era mi última oportunidad.
Busqué en la agenda de teléfonos situada bajo el contestador. Busqué el número de la oficina y lo llamé sin perder un segundo.

- "Da señal... Da señal... Coge el teléfono... ¡Cógelo!"

El teléfono se descolgó, se oía una respiración acelerada al otro lado... 


************************************************
Espero que os esté gustando. Dejad vuestro comentario en la parte inferior. Gracias :)





lunes, 9 de marzo de 2015

- Capítulo 2 - 2ª Parte

- Loca -

Un ruido constante y fuerte golpeaba mi pared. Abri los ojos poco a poco y afectado por la luz me puse la mano en la cara.


- ¡Pufff! Maldito ruido - bufé.


Miré el teléfono, las dos y media de la tarde, menuda marmota... Mis ganas de comer comenzaban ha hacerse de notar y mientras mi estomago rugía. 


Fui a la cocina, arramplé con varias cosas del frigorífico y sacié a esa fiera que escondía en mi interior. Me senté y mandé un mensage. 


- "¡Eh princesita! ¿Que plan de tarde tienes?" - escribí y mandé.


El ruido constante y fuerte volvió a sonar desde el cuarto de al lado. 


- "Que narices estará haciendo que tiene que darle golpes a todo, está mala ¿no? ¿no se puede estar quietita? NO, tiene que llamar la atención. Encima pretenderá que la sirva. Va a ir lista... " - A medida que caminaba hacia el dormitorio el ruido se hacia más fuerte y continuo, a la vez que mi mala leche aumentaba...


Llegué frente a la puerta, respire tranquilamente y golpee la puerta tres veces, como siempre.

No obtuve respuesta...


- María, soy yo, ¿estas bien? - Pronuncié con amabilidad. Algo poco común entre ella y yo.


Seguía sin obtener respuesta...


-¿María? ...


Cubrí con mi mano el picaporte y lo giré, abriendo la puerta poco a poco  sin hacer ruido. - " No vaya a ser que doña remilgada le de la neura y se enfade..." -


Ahí estaba ella, la estirada de la novia de mi padre, sentada en el suelo, cara a la pared e inclinándose de adelante hacia atrás golpeando su cabeza contra la pared.
La sangre le caía por su cara. Desde su frente, se deslizaba en pequeños hileros hasta dibujar las curvas de sus mejillas y agrupándose en el cuello de su camiseta, formando una gran mancha roja. 


Alzó la cabeza, me miró y dejó ver unos ojos absortos en una niebla blanca espesa.


Me acerqué, despacio... 

- María, ¿Estas bien? - solté dudoso, ella me miraba pero no respondía... - ¡MARÍA! - Nada... Sin respuesta.


"Esta mujer está tonta... me mira no responde y está como ida" - Pensé.
Seguía sin respuesta, soltaba unos débiles jadeos y seguía con su mirada fija en mi.  El móvil comenzó a vibrar en el bolsillo. Ella inclinó la cabeza, sus jadeos se hicieron más notables, y se puso en pie, tambaleándose.


De golpe su expresión cambio, frunció el ceño y bruscamente se abalanzó sobre mi haciéndome perder el equilibrio aunque sin llegar a tirarme al suelo.  La agarré de los hombros empujándola y tirándola hacia atrás así evitaba sus golpes. -"¿De que va? ¡Me está intentando pegar" - Comenzó a soltar dentelladas, abría y cerraba la boca intentando llegar a morderme provocando finalmente que callese al suelo. Hacía fuerza, mucha fuerza. La empujé hacia atrás y me levanté como un resorte. Ella algo aturdida se levanto e intentó volver a abalanzarse sobre mi. 


-No dejo que me chilles, ¿Te voy a dejar que me pegues? ¡Pero de que vas! -Le grité enfadado. A la que volvía ha hacer el intento de agredirme, la agarre de los hombros de nuevo y la volví a tirar al suelo, salí rápidamente del cuarto y atasqué el picaporte con una silla. 


Ella mientras tanto golpeaba bruscamente la puerta, gruñía, pero no hablaba. -"Que agresiva... Espero que no me haya pegado la mierda de virus esa..."


Agarré el teléfono.

"Será ella" - pensé seguro.

Lo desbloquee.


- Tiene un mensaje de voz. -
No, era Sergy, pero sus palabras me dejaban perplejo.

Resonaban en mi cabeza... Una y otra vez.








lunes, 2 de marzo de 2015

- Capítulo 1 - 2ª Parte

- Día 1 -

La poca luz que entraba por los pequeños huequecitos de la ventana golpeaba mi cara haciendo que me retorciese entre la manta y me tapase la cara con ella.


"¡Joder! Que bien se está..."- pensé


Volví a darme la vuelta y justo en ese momento en el que alcanzaba la perfección de mi sueño, algo comenzó a sonar bajo las sábanas. Mi móvil. Maldito despertador... Con lo bien que estaba. Lo miré, las diez y media de la mañana. Ya era hora de despegar el culo de la cama.


Levanté las sábanas y noté como todo el calor que guardaba bajo ellas se esfumaba y dejaba pasar algo de frío. Al instante, un escalofrío recorrió mi espalda, poniendo me la piel de gallina. Si, a pesar de ser principios de verano, viviendo en el norte... Sigue haciendo fresco...


- Brrr. ¡Que frío! - pensé a la misma vez que introducía mis pies en las zapatillas de casa y me colocaba mi preciosa camiseta de Gas Monkey que había dejado encima de la silla del escritorio. 


Como cada mañana hice lo mismo de siempre, ya rutina. Me levanté de la cama, caminé por el largo pasillo hasta la cocina y ya ahí me preparé un enorme cuenco de cereales mojados en leche con colacao. 

Una pequeña luz roja comenzó a parpadear sobre la mesa. Me levanté perezoso y algo torpe, Presioné el boton de al lado de la luz y me dispuse a escuchar.


- Tiene un mensaje nuevo en el contestador... (Biiip) - habló la máquina.


- ¡Ey!¡Hola! Soy yo, papa, supongo que seguirás dormido aun. Nada, decirte que ha debido de comenzar una epidemia de gripe en la empresa y  hoy tengo que trabajar el doble. No iré a comer a casa y seguramente llegue tarde a la noche. Tienes comida en el frigorífico. Hazte lo que quieras... Por cierto, no hagas mucho ruido, ella está en la cama, no se encontraba bien, no la molestes mucho, ya la conoces, se pone hecha una fiera, no tiene buen despertar... Nada mas, era eso. Hasta luego... - (Biiip)


- Hasta Luego... - dije sumergiendo mis pensamientos en el cuenco de cereales.

"Horas extras, siempre igual... y mientras ella en la cama o sin pegarle un palo al agua... Menos mal que no tengo que trabajar..."


El móvil comenzó a sonar...


"¿Sergy? ¿Tan temprano?"


- ¡Ey tío! ¿Que pasa? - saludé
- ¡Ey! Nada, Eva está con gripe y no sale, ¿quedas y nos vamos de ruteo?
- Joder... ¿Todo el mundo ha decidido ponerse enfermo hoy?
- No se... Creo que hay epidemia de gripe... 
-Pues vaya...
- Bueno ¿que? ¿vienes?
- No tío, tengo mucho que hacer, además me han dicho que me cambiaban el turno y estoy esperando a ver si llaman... - mentira, solo quiero mi mañana de relax y quedar a la tarde con mi nena.
- ¡Ah¡ Okey. Entonces me iré con Zeus a darle una vuelta y a pasearlo por la rivera. Si puedes y te apetece dame un toque. 
- Vale Sergy ¡hasta luego!
- Dew


                                ***

El agua resbalaba por mi cara, caliente, era tan relajante, me quedaría horas y horas bajo la ducha, pero ya me estaba empezando a arrugar como una pasa. Cogí la toalla de la anilla, me sequé y me la coloqué a la cintura.


Salí del baño, entré en el cuarto y encendí la pequeña televisión que tenía en la estantería. Coloque el 24 horas y mientras me vestía lo escuchaba. Aunque no decían nada nuevo, lo de siempre, crisis y política.


Cogí unos pantalones, una camiseta y como no, mis preciosas botas, cada vez que las veía, pensaba lo mismo. Lo cómodas y preciosas que eran. Pero eso si, jodidas de poner y jodidas de quitar. 


Algo en la televisión me llamo la atención. Paré y escuché.

Subí el volumen.


- Ambulancias, médicos, enfermeras y policías no dan a vasto el día de hoy. Una nueva epidemia de gripe se extiende a lo largo de toda la comunidad, los efectos secundarios son bastante agresivos en las personas. Si se encuentra mal no dude en acudir a las urgencias. Mantengan la calma y no dejen que el pánico les ivada. Abarca gran parte de las ciudades españolas. Los hospitales no dan a vasto pero intentarán atenderles lo antes posible. Los principales síntomas de esta nueva "gripe" causan sudores frios, palidez, boca seca, agresividad... Aun se desconoce la forma de transmisión. Si padece alguno de estos síntomas les rogamos que visiten a su médico en el hospital con urgencia. Los supervivientes son puestos en cuarentena. Les rogamos, tomen precauciones. - La periodista hablaba y hablaba muy nerviosa...


- Genial, el gobierno siempre con sus buenas ideas, van a poner en estado de pánico a toda la población. - chillé enfadado a la televisión como si esta fuese a entender mi descontento y me desplome de espaldas hacia la cama sin miedo ha hacerme daño.

Mis ojos se cerraban, poco a poco y acabé dormido en mitad de la cama. De nuevo y con la televisión encendida.




PROLOGO 2ª PARTE

- Prologo - 2ª Parte de la historia.


¿Como la vida puede cambiar en solo unas pocas horas?
Mi nombre es... Bueno, a quien le importa eso... No es relevante. Tengo 21 años y esta es la historia de como mi vida se vuelve un concurso de supervivencia a un apocalipsis Zombie día sí y día también.


********************************************************


Esta es la pequeña introducción para un nuevo relato zombie. Se supone que es una historia paralela a la historia del instituto. Con el fin de unirlas y hacer un relato común.


La historia estará  narrada en primera persona por un chico. Él se enfrentara en un principio solo a los problemas que un apocalípsis ofrece.
Intentaré que sea lo mas entretenida posible y que os guste.


Los personajes que aparecen en ambos relatos son reales, están basados en gente conocida de mi vida (la autora), por lo tanto, si alguien de ellos lo lee y le sienta mal o algo aviso que va con la mejor intención, no les deseo lo que pasa a ninguno, pero lo ambiento en mi vida y ellos forman parte de ella. 


Solo me queda decir que espero que os guste esta nueva parte y que la disfrutéis.
Gracias :)


                                  Ainara Ruiz Luzuriaga